LAPISLÁZULI

PhotoRoom 20220622 224431

El Lapislázuli al mismo tiempo que ayuda abriendo el chakra de la garganta, te ayuda si sufres problemas físicos relacionados con ella, como dolores de garganta, problemas en la laringe y cuerdas vocales. Además, ayuda a regular la glándula tiroides y sus procesos hormonales.

Dos palabras componen el nombre de esta piedra: lapis que significa piedra y lázuli que significa azul. Por tal motivo, al unir estas palabras se hace referencia a una piedra azul, que es la característica primordial y la tonalidad principal.

 

Los poderes energéticos de esta piedra son fuertes, debido a que se originó de la madre tierra. Su potente energía se debe a que lleva muchos años formándose en la tierra. Este cristal es considerado un comunicador con nosotros mismos ya que es muy poderosa a nivel espiritual.

El lapislázuli se extrae aproximadamente desde el siglo VII AC, por eso es una piedra que tiene una larga y rica historia de leyendas. Debido a su azul salpicado con oro, durante mucho tiempo se ha asociado con la piedad y las fuerzas sobrenaturales.

 

Los egipcios eran devotos a la piedra azul. Dado que el lapislázuli se asemeja al cielo nocturno estrellado, se asoció con los cielos y lo sobrenatural. Los sacerdotes a menudo teñían sus prendas con pintura de lapislázuli para solidificar su condición de dioses, vistiendo ese color.

También se usaba en rituales religiosos y exorcismos. La piedra se pulverizó y se mezcló con oro y la mezcla se colocó sobre la cabeza del individuo afectado. A medida que la cataplasma se secaba, atraería a los demonios. El lapislázuli también fue el material mas usado para los amuletos. La imagen de la Verdad siempre estaba inscrita en el lapislázuli, que se llevaba alrededor del cuello del Sumo Sacerdote egipcio. El Libro egipcio de los muertos describe en detalle la importancia del lapislázuli en los rituales funerarios. Los amuletos de lapislázuli se usaron para proteger a los difuntos de los espíritus malignos colocando amuletos de piedra azul sobre el cuerpo de la persona.

 

La leyenda dice que el rey Salomón recibió la posesión de un anillo de lapislázuli por parte de un ángel. Este anillo le permitió controlar un ejército de demonios, que usó para construir su templo.

A pesar de las diferencias entre las culturas antiguas, todas tenían en gran estima el lapislázuli y generalmente le otorgaban la misma designación como un objeto poderoso y espiritual.

 

En Roma antigua, se creía que el lapislázuli era un poderoso afrodisíaco. Representaba el amor, la paz y la alegría. Se molia en polvo y se mezclaba con líquidos para usar como compresa para aliviar emociones negativas, extraer impurezas espirituales, y energizar el chakra de la garganta.En muchas culturas las gemas de lapislázuli simbolizaban la realeza y la gran riqueza.Propiedades para el cuerpo

Permite desarrollar el conocimiento, abriendo la mente y atrayendo la sabiduría.

Las inseguridades de una persona se despojan del cuerpo, y permite una mayor comunicación.

Despeja los pensamientos negativos, atrayendo los pensamientos positivos.

Atrae tranquilidad para resolver problemas.

Los traumas físicos también son aliviados por esta piedra.

Reduce el vértigo.

Hay una antigua leyenda oriental que cuenta el origen del lapislázuli. Cuando Dios creó la tierra, el agua y el cielo, miró los frutos de su labor y se sintió infeliz: la tierra parecía demasiado oscura y sombría. Pero el agua azul y el cielo azul deleitaron su ojo. Luego tomó un poco de este maravilloso azul y lo roció en el suelo. Así el azul cielo-agua se ha endurecido y se ha convertido en una piedra de lapislázuli.

Hay muchos orígenes del lapislazuli, pero el más interesante y cautivador es el de Pamir. Transportados por viajeros raros, que visitaron Afganistán. Así se confirmó la estructura geológica de los Pamir. En 1930, se descubrió un depósito en el Pamir. El lapislázuli era de alta calidad y tenía un hermoso azul profundo. No era inferior por calidad, sino superior a chilena y afgana.

Ayuda a equilibrar los chackras principales del cuerpo.

Tiene la habilidad de potenciar sueños y capacidades físicas.

Aporta paz, calma y serenidad, y quita el estrés del cuerpo.

Armoniza tus niveles mentales, espirituales, emocionales y físicos.

Se encarga de brindar mayor claridad y autoconciencia.

Da fortaleza en las emociones y pensamientos.Sostener una de estas piedras ayuda a superar la depresión.

Fortalece el sistema inmunológico, respiratorio y nervioso.

Alivia las dolencias relacionadas con la garganta y la tiroides, dolores de cabeza y migrañas.

Purifica la sangre de sustancias dañinas, como el cigarrillo o el alcohol.

Ayuda a conciliar el sueño y a mejorar el descanso.

Ayuda en el tratamiento de enfermedades como la anemia, la epilepsia y afecciones de la piel.

Reduce significativamente el estrés.

Colocar una piedra lapislázuli debajo de la almohada permite que el sueño sea conciliado de manera rápida.

Es beneficiosa para los niños que padecen el síndrome de Asperger, o con algún déficit de atención, ya que ayuda en su concentración.

Colocar una piedra lapislázuli sobre los ojos inflamados alivia la hinchazón.

Antiguamente el polvo de esta roca era utilizado para tratar problemasde circulación, fiebres o picadoras de serpientes.

Colocarla sobre el vientre de la mujer, permite que reduzcan los calambres menstruales.Es una roca fundamental para la salud mental.

El lapislázuli desarrolla tus habilidades físicas e intuitivas

Elimina la toxicidad y los pensamientos negativos de la mente.

Da luz al alma y el espíritu.

Desarrolla y profundiza nuestro espíritu.

Propiedades mágicas

Da apertura a los chackras.

Permite que el individuo se alinee con la espiritualidad y aumente la meditación.

Los antiguos egipcios lograron acceder a los conocimientos sagrados, mejorando la salud mental y psicológica.

La piedra lapislázuli como talismán emite fuerzas a quien la porta.

En los rituales era considerada una piedra mágica debido a su intenso color azul.

Con esta piedra debemos ser humildes para poder mantener alejada la energía negativa.

 

Limpieza de la piedra Lapislázuli.

 

No debe ser sometida a baños químicos, agua caliente o paños corrosivos, ya que esto acortará su vida útil y dañará la piedra. Lo primero que se debe hacer es llenar un recipiente con un poco de agua, a temperatura ambiente, y jabón suave. Colocar en el agua por un corto tiempo, (si mantiene demasiado contacto con el agua esta puede dañarse). En unos minutos retire la piedra del agua y proceda a limpiar con un paño suave.

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia en El Pisotón.
Puedes configurar las cookies aquí